El segundo principio de calidad: Liderazgo

Ejercer un verdadero y sostenible liderazgo

Liderazgo

Tal cual lo establece la Norma ISO 9001 mediante su declaración y justificación es fundamental que existan dirigentes que establezcan la unidad de esfuerzos y objetivos. De esta manera la organización se dirige alineadamente hacia el gran foco: el éxito de su gestión y la concreción de los resultados establecidos como meta.

El concepto de unidad en todos los niveles es clave y para concretar y consolidar este concepto, los líderes de la organización deben establecer y alinear las estrategias. A menudo se instala la discusión de si los líderes nacen o se hacen. Ante esta discusión las respuestas pueden variar en función de las experiencias y las ideologías de cada uno. Independientemente de ello, todos sabemos y debemos tener constantemente presente que la ausencia de verdaderos y sostenibles líderes en el tiempo, pone seriamente en riesgo la buena conducción de una organización.

Tipos de líderes y tipos de liderazgo

Los líderes no solo son necesarios para la gestión de una organización empresarial sino que lo son en el ámbito del deporte, de la educación y hasta en la propia familia. Así es que surgen distintos tipos de líderes y de liderazgo. Hay entonces dos palabras claves: líderes y liderazgo. Si bien son parecidas estas palabras cabe la aclaración. Los líderes son aquellas personas que por distintas razones ejercen un rol de conducción y guía, cuando hablamos de liderazgo interviene el otro gran componente: el grupo que se deja guiar y toma como referente a su líder.

En muchas organizaciones es frecuente encontrar confusiones y problemas en cuanto a la definición y a la identificación de los líderes. Surge entonces otro gran inconveniente: cuando la dirección de muchas empresas nombran a jefes o responsables de equipos de trabajo, asumen que estos siempre son los líderes de dichos equipos. Cuando las personas de estos equipos son interrogados acerca de su líder, muchas veces su respuesta no coincide con lo que cree la dirección, y es aquí donde se halla el meollo del asunto. A continuación te presentamos los estilos más comunes de líderes así como de liderazgos. Piensa con cual te sientes identificado o en que categoría ubicarías a tu líder:

  • Líder formal. Es aquel que ha sido asignado por alguien de gran jerarquía en la organización y que se presenta como tal ante nuestro equipo de trabajo.
  • Líder informal. Es el líder que surge de manera completamente espontánea sin que absolutamente nadie lo haya designado. Frases como “él es el más maduro para resolver las situaciones más complejas”, “él es el que siempre está al momento de tomar las decisiones más difíciles”, son las que suelen indicar que una persona, y muchas veces sin proponérselo es el líder del grupo.

Existe otro criterio en base al cuál se clasifican a los líderes y es el que está asociado con la forma en que el líder actúa y se comporta con los que lidera. Presta atención y fíjate cuál de estos líderes es el que tienes tú. También es interesante observar cuáles de esas características se encuentran en nosotros y cómo opinarían de nosotros las personas a quienes lideramos.

  • Líderes democráticos. Las personas a quienes influencia este tipo de líder los percibe como personas que fomentan constantemente el debate y toman en cuenta la opinión de sus seguidores. Este tipo de líderes plantea de manera totalmente explícita las condiciones y los criterios en base a los cuáles toma las decisiones. También tiene la capacidad de plantear sus propias ideas al grupo y si tiene que disentir con alguna de las expresiones de sus seguidores lo hará. Los líderes democráticos son evaluados en general como personas muy transparentes y generadores de confianza. Lejos de dictaminar sus decisiones busca llegar a una decisión consensuada.
  • Líderes autoritarios. En contraposición de los anteriores, este tipo de líderes opta por un modelo de conducción completamente unidireccional. Las personas que imparten órdenes y no promueven climas de discusión son generalmente aceptadas por mandato, pero difícilmente serían elegidas por los subordinados. En los últimos tiempos este tipo de modelo ha caído frente a otros esquemas de gestión.
  • Líder liberal. En este caso los líderes entregan el barco al grupo y ellos adoptan un papel más bien pasivo. Son cómo espectadores de las situaciones pero nunca logran a ser verdaderos protagonistas. Este tipo de líderes surge como consecuencia de nombramientos de terceras partes, que raramente conocen en profundidad el proceso en cuestión.

Salvando algunas diferencias, estos son los tres tipos fundamentales de liderazgo, en cuál de ellos colocarías a tu líder? Cómo crees que te calificarían los miembros del equipo a quienes lideras?

7 FRASES que NO DEBES OLVIDAR

Algunas frases para reflexionar y por qué no, poner en práctica:

  • “La innovación es lo que distingue al líder de sus seguidores”. Steve Jobs
  • “Busco hombre que crea que no hay cosas imposibles”. Henry Ford
  • “Nada sucede hasta que algo se mueve”. Albert Einstein
  • “Dónde hay una empresa de éxito, alguien tomó alguna vez una decisión valiente”. Peter Drucker
  • “La prueba del líder es la capacidad de reconocer un problema antes de que se produzca” John Maxwell
  • “La manera de atraer y motivar a las personas determina el éxito del líder”. Warren Bennis
  • “La capacidad del líder se mide por la capacidad para transformar los problemas en oportunidades”. Peter Drucker

Con cuál de ellas te sientes más identificado? Todas encierran conceptos realmente muy útiles y sabios a la hora de conducir eficientemente una organización.

El poder de la innovación y el atreverse a cambiar y romper los paradigmas. A menudo escuchamos la respuesta: “esto se hace así porque siempre se hizo así” Bueno quizás ya sea hora de cambiarlo. Tener cierto espíritu soñador es necesario, le da la frescura y la cuota de magia que se necesita simplemente para vivir. El movimiento, la acción, no podemos esperar a que las cosas simplemente sucedan sino que necesitamos imprimirle energía. La motivación es otro gran valor que cultiva el líder, si no tenemos personas motivadas no tenemos la energía suficiente para hacer las cosas que deseamos y necesitamos. Y finalmente la gran capacidad de ver una  oportunidad en un problema y no simplemente ahogarnos en él.

¿¿Quieres descargar el artículo en un archivo pdf??

[sociallocker id=”4178″]Descargar el artículo [/sociallocker]

Compartir contenido:

¿Te Ha Gustado este Artículo?

Suscríbete y consigue Artículos exclusivos, Videotutoriales, Ebooks y manuales, Consejos y guías, etc.

2 comentarios
  1. Me parece verdaderamente importante que el segundo principio de la gestión de la calidad sea el liderazgo, ya que alcanzar los objetivos de satisfacción de los clientes deriva del esfuerzo coordinado de las organizaciones como sistema, lo cual no puede alcanzarse sin un verdadero liderazgo.

Deja un comentario

Facebook

Twitter