Los reales objetivos de una auditoría interna

Para quienes trabajamos en el área de Calidad hablar de auditorías es más que moneda corriente. Sin embargo y, después de muchos años de experiencia, es sorprendente como podemos perder de vista los reales objetivos de esta poderosa herramienta.

Hoy haré foco en las auditorías internas como una herramienta inmejorable de gestión. ¿Estás sacándole el mayor provecho posible? Hoy te doy algunas pistas para que puedas responder a esta pregunta.

Objetivos prácticos y principales de las auditorías internas

Si le pregunto a alguien de Calidad que es lo que hace una auditoría interna, seguramente la respuesta sea la de revisar el sistema de gestión. Como consecuencia de la revisión se harán informes y recomendaciones, con el propósito de asegurar el cumplimiento efectivo de los requisitos a cumplir.

Ahora bien, ¿cómo lo hacemos en la práctica? Pensemos en que una auditoría interna debe cumplir con los siguientes objetivos, entre otros:

  • Una auditoría interna debe ayudar. ¿Qué queremos decir? Que una auditoría interna es una herramienta de apoyo a la organización, en cuanto genera una “foto” en tiempo real de la situación de la empresa. Sea que en esa foto salgan cosas lindas o feas, lo importante es que se vean. Solo así podremos actuar, conociendo la realidad que estamos viviendo. Una auditoría externa nos evaluará, pero una interna nos “anticipará” lo que esa auditoría externa puede llegar a detectar. Lejos de ser un requisito o un trámite engorroso e ineludible, la auditoría interna debe ser concebida como una “excelente compañera” de gestión.

 

  • Evaluar el sistema de control. A través de diferentes checklist y verificaciones, una auditoría interna va a poder decirnos cuan bien está funcionando nuestros sistemas de controles. ¿Cuántas veces creemos que estamos controlando rigurosamente algo y luego un auditor externo nos muestra que el elefante se está escapando a nuestro lado?

 

  • Recoger y evaluar objetivamente evidencias. A través de una auditoría interna debemos poder reunir evidencias claras y precisas. A partir de ellas se debe poder evaluar de manera objetiva e independiente el funcionamiento de los procesos, poder medir su efectividad, entre tantos otros aspectos. Es muy importante aquí, el concepto de “evidencia objetiva e independiente”.

 

  • Cumplir como instrumento de revisión y verificación. A través de la aplicación sistemática de auditorías internas y, como resultado debiéramos obtener: una revisión periódica y constante de que los grandes objetivos se están cumpliendo, una verificación de que las responsabilidades definidas se están desarrollando, cuando algo sale mal una acción que ha demostrado ser efectiva se dispara.

Cumplamos con los objetivos

Hasta el momento hemos planteado grandes objetivos. Naturalmente y, para cumplir con estos objetivos, aparecerán otros más específicos. En todos los casos, tengamos la convicción de que una auditoría interna agrega igual o más valor que una externa. No la subestimemos y démosle el lugar que merecen.

Huye de cumplir meramente el requisito, sácale todo el provecho posible.

Compartir contenido:

¿Te Ha Gustado este Artículo?

Suscríbete y consigue Artículos exclusivos, Videotutoriales, Ebooks y manuales, Consejos y guías, etc.

He leído y acepto la política de privacidad

2 comentarios
  1. Excelente resumen de propositos-beneficios en una auditoría interna. Gracias!!

Deja un comentario

Twitter