Modulo Voluntario BRC: Comercialización

Módulo 8: Productos comercializados

Hoy hablaremos de un módulo voluntario de la norma BRC, que resulta muy interesante. Se trata del módulo 8, el cual aplica a todos aquellos productos alimentarios que no se fabrican, procesan o embalan de manera primaria, en el lugar en que se hace la auditoría.

Si te estás preguntando, cuál es el alcance exacto de este módulo, te contamos que:

  • Para que el producto sea pasible de la aplicación de este módulo. Este deberá comprarse o venderse directamente por la empresa.
  • Aquellos productos que son recibidos directamente por los almacenes de la empresa y
  • Todos los depósitos y almacenes que reciban o preparen la salida de estos productos, formarán parte del alcance de la auditoría bajo este módulo.

Pere echemos un mejor vistazo de que se trata el módulo 8 y cómo debiéramos trabajar en él.

Requerimientos que serán auditados en el módulo 8

Al momento de la auditoría estos serán los requisitos que deberemos poder cumplir:

  • La organización deberá contar con un procedimiento documentado que evidencie un sistema para la aprobación de proveedores y todos los actores que intervienen en la fabricación o procesamiento del producto a comercializar.

Hay que tener en cuenta que los requerimientos estarán basados en un análisis de riesgos. Algunas de las consideraciones que tendremos que hacer son las siguientes:

    1. El origen del producto y cuales son todos los riesgos asociados.
    2. Requerimientos específicos del cliente.
    3. Los requerimientos legales del país en el que se fabrican o importa el producto.
    4. Los riesgos que potencialmente puede haber a lo largo de toda la cadena de suministro hasta el lugar en el que recibimos el producto.
    5. La identidad de la marca del producto, esto es la propia marca con la que se comercializa el producto

 

  • El proceso de aprobación de los proveedores o fabricantes del producto deberá hacerse y mantenerse a través del tiempo. Entre algunos de los elementos de entrada en este proceso de aprobación podemos encontrar:

 

 

  1. Certificaciones pertinentes (por ejemplo, de acuerdo a la norma BRC).
  2. Auditorías a proveedores.
  3. Cuestionarios o herramientas de gestión que tiendan a “sacar fotos” reales de los fabricantes.

 

  • Mantener registro de todo aquello que forme del sistema de aprobación y evaluación de proveedores.
  • Disponer de un procedimiento documentado para la revisión de todos los criterios que empleemos para evaluar a los proveedores y fabricantes.

Hasta aquí es un resumen concreto de cuál es el camino que debemos recorrer si tenemos como objetivo incluir este módulo en la certificación de nuestra empresa.

Quieres saber más de BRC Food y como integrar los requisitos voluntarios?

Sencillo, déjame tu comentario y me pongo en contacto contigo.

Compartir contenido:

¿Te Ha Gustado este Artículo?

Suscríbete y consigue Artículos exclusivos, Videotutoriales, Ebooks y manuales, Consejos y guías, etc.

Deja un comentario

Facebook

Twitter