¿Sabes cuáles son los mayores obstáculos para la mejora?

Sabes que unos de los principales pilares para la gestión de un sistema de calidad es la Mejora Continua.

En multitud de ocasiones me he encontrado con una serie de obstáculos que hacen que las empresas no lleven a cabo la mejora de sus sistemas.

En este artículo te voy a exponer el más grande de obstáculos para la mejora (tanto de la calidad como en otras aplicaciones) que he podido apreciar en las empresas que he auditado.

¿Te imaginas cuál es el principal enemigo de la mejora?, pues sí, el principal enemigo son las personas.

[box type=»download»] Solo audio Ir a descargar[/box]

Lógicamente existen otros condicionantes como la capacidad de organización, de aplicación de recursos,… que no es que nos obstaculizan la mejora, sino que la condicionan por la propia situación o capacidad de la empresa. Pero éste no es el caso del que te hablo ahora.

Y te explico porqué creo que son las personas:

[box type=»warning»]
  • Porque tienen actitudes negativas frente a los cambios.
  • Por sus creencias excesivas en que las cosas están bien y seguirán así.
  • Porque se limitan a sus propias experiencias, rechazando las experiencias del entorno.
  • Porque están totalmente satisfechos con la situación actual o se acomodan a ella.
  • Por la ausencia de estímulos.
  • Por resignación, celos, envidia,… y muchas otras emociones como actitudes dominantes.
  • Por el miedo al fracaso o la equivocación.
 [/box]

Pues por toda esta serie de motivos las personas pueden limitar o condicionar las posibilidades de mejora de la calidad de las empresas.

¿Cómo podemos contrarrestarlo?

En primer lugar, se necesita una Dirección comprometida con la filosofía de la calidad y con el compromiso de la mejora continua para romper con estos condicionantes.

Pero como habrás podido constatar lo fundamental es la motivación y capacitación del personal de la empresa, tanto para el buen funcionamiento de tu sistema de gestión, como para llevar acabo una mejora continua de tu sistema efectiva y duradera a lo largo del tiempo.

¿Y tú te has encontrado algún otro obstáculo que te impida mejorar tu sistema? Añádelo a la lista dejando tu comentario.

 

 

Compartir contenido:

¿Te Ha Gustado este Artículo?

Este blog continua sus publicaciones en una nueva web: https://marifemontes.com/blog/

Sigue siendo la misma, y hablaremos de lo mismo, no ha cambiado nada, sólo la dirección web!!!

Suscríbete y recibirás la información publicada puntualmente.

He leído y acepto la política de privacidad


3 comentarios
  1. ¡Hola Marifé!

    Es realmente triste y desesperante que seamos las propias personas las que con nuestros comportamientos pongamos tantas dificultades en la implantación de un Sistema de gestión, pero es la pura y cruda realidad.

    Por si a alguien le sirve, te dejo algunas ideas para enfrentarse a esta situación. Por la importancia que tiene para mí y por propia experiencia, fue uno de los primeros post que escribí en el blog:

    http://npconsultingnet.wordpress.com/2011/12/23/que-hacer-cuando-la-gente-no-esta-dispuesta-a-colaborar/

    Un saludo.

  2. ESTOI CONTIGO MARIFÉ,LLEVAS RAZÓN EN TODO Y ULTIMAMENTE CON LO QUE ESTA CAYENDO,ESTA UNO PREOCUPADO Y EL MIEDO Y LAS PRISAS SON MUY MALAS CONSEJERAS,UN SALUDO Y TE SIGO…

    • Muchas gracias Juanmi por tu comentario.
      Exacto las prisas no son buenas consejeras, recuerdo que cuando era pequeña e iba a clases de mecanografía me mandaron a escribir cientos de veces la frase «Vísteme despacio que tengo prisa», esa frase se me quedó grabada y he comprobado muchas veces a lo largo de mi vida que funciona. Porque de vez en cuando hay que parar, hay que mirar alrededor, reflexionar y cuando haga falta cambiar de camino, trazar uno nuevo y seguirlo.
      Yo te animo a que pares, reflexiones y saques oportunidades de esta situación que dices que te tiene preocupado. Sabes que puedes contar conmigo, que desde aquí humildemente te brindo mi apoyo colaborando en ideas, en consejos y en resolver cualquier duda que te surja.
      Ánimo
      Un saludo
      Marifé

Deja una respuesta

Twitter