Guía de detección de metales

Guia para un detector de metales en la industria alimentaria

Hoy pondremos la lupa en una herramienta y función muy importante en la industria alimentaria: la detección de metales. Para cualquiera que esté vinculado al área de seguridad alimentaria, este será un tema al que deberá enfrentarse.
Tanto seas principiante en el tema o ya estés trabajando en él, la guía que presentamos a continuación, seguramente te aportará bastante. ¡Esperemos que así sea!
Lo primero que debemos saber acerca de detectores de metales
Sin entrar en tecnicismos muy profundos, debemos saber que cuando hablamos de detectores de metales en la industria alimentaria, hablamos de tres tipos de detectores de metales fundamentalmente:

  • Conductores montados en cintas transportadoras
  • Conductores en línea y
  • Conductores verticales usados en sistemas de embalajes

¿Sabes cómo funcionan estos detectores?

Básicamente los detectores de metales que se emplean en la industria alimentaria consisten en una bobina que crea un campo magnético. En el caso de que haya un metal presente, se generará un campo magnético, el cual será detectado. Esta detección está relacionada con las propiedades magnéticas y conductoras de los metales en cuestión. En la jerga del sector alimentario, esta detección se la conoce popularmente como “iluminación”.
Si ya estás pensando en cómo integrar esto a un control de calidad, pensemos que como cualquier variable que deseamos monitorear, tendremos condiciones de sensibilidad, precisión, limitaciones del método, etc. Una serie de condiciones que también están en función del tipo de alimento del que se trate.
Ahora nos vamos a detener en cuales son los principales factores que pueden hacer que un sistema de control, por ejemplo, falle o no. ¿Qué queremos decir con esto? Qué hay una serie de factores que afectan a la detección de metales. Entre los más importantes destacamos los siguientes:

  • Tipo de metal
  • Ubicación y orientación del metal dentro del alimento
  • Condiciones ambientes. Tenemos que tener en cuenta si trabajamos en un ambiente con mucho vibración o humedad, por ejemplo.
  • Material de empaque. Según el material de un envase, puede verse alterada la sensibilidad de detección.
  • Características del producto. Pensemos que puede pasar, por ejemplo, si tenemos un alimento rico en hierro.

Cómo implementar los controles en el detector de metales

Naturalmente qué al momento de elegir el detector de metales, además de pensar en los factores y características que mencionamos anteriormente, debemos pensar en los mecanismos de rechazo. Hay diferentes formas, mediante las cuales, el detector nos dirá si un producto debe ser sacado de la línea de producción.
Otro punto muy interesante que saber es que hay disponibles “Packs de prueba”. Estos packs, que se consiguen fácilmente en el mercado. Consisten básicamente en piezas que pasan por los detectores. Estos chequeos deben hacerse durante un período relativamente prolongado, de manera de poner a prueba los mecanismos de rechazo y de detección. El concepto de la utilización de estos packs se basa en que la prueba sea representativa del proceso de producción. Y para ello, se adaptan a distintas condiciones.

¡Esperamos que te hayamos aportado algo más de lo que ya sabías!

Quieres descargarte la Guía Verificación del Detector de Metales

Tan sólo tienes que ayudarme a difundir el material por tus contactos y la descarga es automática! Toda tuya!!!

Descargar Guía

 

Compartir contenido:

¿Te Ha Gustado este Artículo?

Suscríbete y consigue Artículos exclusivos, Videotutoriales, Ebooks y manuales, Consejos y guías, etc.

Deja un comentario

Facebook

Twitter