Las herramientas de ISHIKAWA: lo que pueden hacer por nosotros

Ya hemos hablado de ISHIKAWA en otras ocasiones en este blog,  pero hoy he decidido hacer un “refreshing” y compartir como podemos usar estas herramientas, incluso antes de que los problemas nos exploten en la cara.

Veamos como las distintas herramientas pueden ayudarte concretamente. Para ello pasemos directamente a cada una de ellas:

 

  • Hoja de control. A través de este simple registro recolectamos distintos datos. A partir de ellos se reúne y clasifica información.

 

  • En ocasiones, estos gráficos están asociados a un tratamiento meramente estadístico, pero no lo es en realidad. Con un histograma podemos ver como se distribuye la frecuencia de una variable. Podemos ver cuántas veces una variable determinada aparece en un proceso y cuáles son las distintas variables que pueden aparecer.

 

  • Diagrama de Pareto. Esta herramienta además de clasificar las fallas en cuanto a cantidad lo hace en cuanto a importancia. Si necesitas saber cuales son los factores más significativos con respecto a un proceso determinado este diagrama es excelente.

 

  • Diagrama de correlación y dispersión. En este caso es una forma de expresar los datos de dos variables muy interesante. A partir de la interpretación de este tipo de diagramas puedes sacar datos predictivos. Lo importante es que estas predicciones están basadas en datos objetivos y con rigurosidad científica.

 

  • Gráficos de control. Muchas veces me he sorprendido de toda la información que podemos llegar a extraer de un simple gráfico de control. También he visto que se usa con relativa poca frecuencia y es verdaderamente muy útil. Lo importante con esta herramienta es elegir aquellos indicadores o factores de proceso que efectivamente nos van a decir algo.

 

  • Diagrama causa/efecto. Este diagrama es también conocido como espina de pescado o diagrama de Ishikawa. Hay mucha literatura al respecto, pero en ocasiones he visto que no se usa correctamente. La clave es saber identificar correctamente el problema. A veces y cuando la situación es muy compleja, pueden, haber diferentes problemas. Tenemos que saber establecer diferentes niveles y órdenes en estos problemas.

 

  • Estratificación. Esta herramienta quizás no está entre las más populares, pero no por ello es menos importante o útil. En pocas palabras, tomo todos los datos que tengo y divido en subgrupos, en función de uno o más factores de clasificación. A cada uno de esos subgrupos se les llama estratos y a partir de ellos puedo aplicar a su vez otras herramientas estadísticas. Pongamos un ejemplo bien sencillo: tengo datos de desempeño de producción y, algunos diferentes sustratos pueden ser: maquinaria, turno, cantidad de horas trabajadas por turno, etc. Luego pongo la lupa sobre lo que me va interesando.

 

Espero que te haya ayudado a la hora de resumir y poner sobre la mesa las distintas herramientas de gestión, en especial la herramienta de Ishikawa.

 

Cuéntame, tu como estás usando esta herramienta de Ishikawa?

Compartir contenido:

¿Te Ha Gustado este Artículo?

Suscríbete y consigue Artículos exclusivos, Videotutoriales, Ebooks y manuales, Consejos y guías, etc.

Deja un comentario

Twitter